domingo, 21 de junio de 2009

Detalles


Primero tracé un circulo,
hice crecer un árbol,
puse un nido en su copa,
más arriba, una nube:
hice brotar el agua,
apenas un arroyo,
para que árbol y nube
y pajaro bebieran.

El árbol, es fatal,
se propagó en un bosque,
y los pajaros pronto
volaron en bandadas:
la nube se hizo inmensa,
se hizo la tempestad,
y el arroyo en un río
se desbordó de súbito.

Y en medio de la selva
yo tracé una cabaña,
y una mujer adetro
para sentirla mía:
la choza se hizo pueblo,
pronto, una gran ciudad,
en la que busco a ciegas,
a la joven perdida.



Poema del poeta chileno Braulio Arenas (1913 - 1988)
de su antología "En el mejor de los mundos" (1969).


1 comentario:

Jochini dijo...

muy buen blog!
saludos