miércoles, 4 de abril de 2012

Apuntes: 16 de Marzo al 1° de Abril

Terminando de descubrir lo que hay en mi casa.
Tratando de ver 1 película por día.

- "Tesis" (1996) de Alejandro Amenábar: De las buenas películas que vi cuando estaba recién empezando a ver cine, onda hace 13 años, ahora vuelvo a confirmar lo genial que es esta cinta. Puro suspenso. Escribí con más detalle de ella en este blog.




- "Les vampires" (1915) de Louis Feuillade: este es el tipo de películas que nadie ve y que las veo de ñoño no más. Un thriller frances y mudo de 10 capítulos (onda como 400 minutos). Un grupo de maleantes que se disfrazan para cometer sus saqueos y asesinatos y se hacen llamar "los vampiros" y que son investigados por un reportero. Se perdona la historia boba a veces, pero acá está todo lo que después se hizo en las seies y películas de espías. cáchense que el primer capítulo se llama "La cabeza en la caja", no les suena al final de un clásico noventero?. En todo caso no la recomiendo a menos que gusten del cine mudo, 400 minutos es harto tiempo.

- "Shi" (2010) de Lee Chang-Dong: película coreana que cuenta un drama tremendo, pero sin lágrimas ni gritos, todo pasa por una anciana que quiere aprender a escribir poesía y a quien le está dando alzheimer. Interesante, partes muy bellas, en general bien, pero tampoco es una obra maestra. Igual los coreanos siempre tienen sus cosillas.


- "L'illusionniste" (2010) de Sylvain Chomet: animación francesa, de la misma onda de "Las trillizas de Belleville", hecha a partir de un guión de jacques Tati. personalmente Tati siempre me
pareció fome, aunque sea el padre de Mr. Bean, de quien me río bastante, sin embargo han logrado darle a este trabajo ternura, poesía y por supuesto magia. La aparición de la modernidad donde todos deben adaptarse, hay nostalgia, pero se entiende que ahora donde todo puede pasar no hay espacio para el mago. Totalmente recomendada.



- "The way we were" (1973) de Sydney Pollack: no soy muy querendón de películas románticas, pero esta logro en parte conquistarme, tampoco la vería de nuevo, pero es que se nota caleta cuadno hay feeling entre los protagonistas. Robert Redford y Barbra Streisand funcionan perfecto. Igual no me cae muy bien el personaje de Streisand porque creo que todavía los comunistas no se ríen nunca y encuentran todo grave, pero me gusta que esté matizado con la fragilidad. me encató la fiesta de disfraces donde se homenajeaba a los hermanos Marx y me parece curioso que el punto de quiebre de la pareja sea en pleno sapeo de la caza de brujas en Hollywood. En resumen recomendable pa los romanticones, con uan canción que funciona perfecta como el recuerdo de un pasado bello que ya no se volverá a repetir.

- "Tras el cristal" (1985) de Agustí Villaronga: film español censurado en algunas partes. Tiene, sin duda, partes super fuertes, principalmente porque vemos asesinatos a niños, algo que no se da mucho. No sé si contar la historia, pero les puedo contar que hay un viejo nazi que luego de un
frustrado suicidio está dentro de un tubo que le permite seguir respirando, y mientars tanto un enfermero lo cuida y trata de revivir sus asesinatos, torturas y abuso sexual con niños. Finalmente trata un poco sobre la herencia nazi que sigue manteniéndose. Funciona super bien en suspenso, muy oscura y terrorífica al llegar a los extremos de las violaciones a derechos humanos. Que bacán que existan películas así. Recomendada a quienes gustan ver lo que nadie quiere mostrar.

- "Robinson Crusoe" (1954) de Luis Buñuel: la historia archiconocida del náufrago que se las tiene que arreglar solo. No es el Buñuel que uno acostumbra y admira, aunque tiene sus cosas, como por ejemplo el rollo sicológico con el padre o la insistencia en buscar por medio de la Biblia a un Dios que nunca aparece. Es una peli de aventuras, pero que ya se ve algo añeja, me gusta más la actualización de Zemeckis. Debo decir en su defensa que vi una copia pésimamente doblada al español. Así que eso puede haber ido en desmedro del trabajo final. Debe ser sin embargo lo que menos me ha gustado de Buñuel.

- "Harry Potter and the Globet of Fire" (2005) de Mike Newell: debo confesar que la serie va mejorando con el tiempo, ya se van desarrollando los personajes de manera más compleja, por su etapa adolescente supongo, esta me entretuvo aunque igual era muy larga, ahora ya se me olvidó la historia, pero mientras la vi no me aburrí, cosa que si me pasó con la 1 y la 2. Ojalá se ponga buena, como que va pa' llá, pero todavía no.

- "Berlín: Die Sinfonie der grosstadt" (1927) de Walter Ruttmann: interesante documental alemán sobre un día en el Berlín prenazi. El montaje para la época es notable y funciona muy bien como documento. Lo único malo es que después cuando los rusos hicieron "El hombre de la cámara" con la msima idea se fueron en la volá y dejó chica a ésta. Así que primero hay que ver "Berlín" y después la rusa. Ruttmann fue sin embargo todo un vanguardista, era pintor y realizó unos cortos relocos pintando figuras geométricas de colores que se mueven directo al celuloide. De hecho en el DVD que vi aparece su "Opus I" que impacta al pensar como se experimentaba con el juguetito a principios de los años '20.



Escuché muchos, pero muchos discos, pero recomendaré 3 que me parecen buenísimos:

- "The imposible world" (1998) de Combustible Edison: un sonido muy raro, para un cóctel con estilo.


- "Duty now for the future" (1979) de DEVO: No hay nada como Devo, experimentando y tratando de ser pegajoso y en plena onda disco. Maestros.


- "Alef" (1994) de Masada: de gil me perdí de ver a John Zorn y su proyecto Masada. Bueno, con este disco partieron. El jazz que me gusta, raro, desordenado, hiperkinético. Notable.


Volví a ver a Opeth en un concierto distinto al que hicieron el 2009, esta vez menos gutural, pero que grupazo es Opeth en vivo. Bellísimo. The drapery falls un momento inolvidable.



Y bueno Lollapalooza ya en su segunda edición la raja, sé que está lleno de chaqueteros, tb sé que está lleno de detalles por arreglar, pero es un evento a otro nivel. 2 años salí contento y de verdad me dan ganas de ir cada vez que se realice. Bjork y Gogol Bordello fueron lo mejor para mí, aunque son favoritos desde siempre, pero las bandas chilenas a toda raja y Foo Fighters hizo un tremendo espectáculo por el que valía estar. Dejé mi resumen más detallado en el post anterior.

Y me entregaron el certificado del Diplomado de "Cine y cultura Latinoamericana" que hice el año pasado en la U. de Chile. Así que contento también por eso.