martes, 26 de julio de 2016

El valle de Gwangi (1969)

El otro día vi "El valle de Gwangi" (1969) de Jim O'Connolly, aunque la importancia de esta película de tipo B es, al igual que muchas otras, que los efectos especiales están a cargo del maestro Ray Harryhausen. La película tiene una trama básica, pero eficiente y se resume principalmente en vaqueros cazando dinosaurios. Es mediocre, aunque no me aburrió y me hizo pensar hartas cosas. Primero en como se menosprecia el género de aventuras, herencia de Verne, Salgari, Stevenson, y en verdad este tipo de películas las disfrutaba mucho como a los 10 años cuando las daban por las tardes en la tele. Lo segundo es el tema de los efectos especiales, muchos se burlan ahora de estos efectos de los 50s y 60s, pero en esa época era alucinante, de verdad era creíble porque era lo que tecnológicamente teníamos para emular realidades, y estoy seguro que en 40 años más se reirán de los efectos especiales actuales que de seguro muchos hallan geniales. Tercero: ua de las cosas que amo del cine es que puedes ver (y experienciar) cosas que jamás verías, en este caso rememoro la imagen de un dinosaurio masticando a un enano, si, a un enano. También a un dinosaurio vs un elefante y una imagen final de un dinosaurio quemándose dentro de una iglesia, mientras esta se derrumba (imaginen la cantidad de interpretaciones filosofo-religiosa de esto). Y pa variar, en general es como la misma historia de King Kong, pero con el elemento místico de las tradiciones. La música épica funciona bacán y agregaré finalmente que Gila Golan se veía terrible de rica sobretodo después del show del caballo volador donde queda toda mojada. Hay más cosas, pero es suficiente para una película que pocos han visto.

https://www.youtube.com/watch?v=lISoHbcpaZY