martes, 24 de enero de 2017

La La Land

Estoy tratando de estar un poco más conectado a las películas nuevas. Así que les comento mi experiencia con "La La Land". Afírmense.

"La la land" (2016) de Damien Chazelle. Le han dado como bombo en fiesta porque además va como uno de los favoritos a ganarse muchos Oscar, entonces hasta en el matinal vi el otro día que había un "foro" consultando al público ¿Qué prefieren 50 sombras de Gray o La la land? Sin comentarios.

Para quien no la ubique es principalmente un musical colorinche, una historia de amor y de sueños. Con Ryan Gosling y Emma Stone. Mencionar además que el director es el mismo que sorprendió anteriormente con "Whiplash", una interesante película ligada al mundo del jazz. Ya sabiendo esto me explayo.
Primero decir que no tengo nada contra los musicales, los suelo defender, y sé que hay mucho anti anti, pero hay películas buenas, y películas malas, más aún, entremedio está lleno de cosas interesantes, ya me aburre ser tan binario. Así que cada vez que me enfrento a una película dejo mis prejuicios a un lado y me entrego para volver a ver un film como cuando era un niño :)

Así que sin vergüenza les cuento que a los 5 minutos de película ya estaba llorando, porqué? porque la coreografía, con un plano secuencia pulento, me llevó altiro a los musicales de Jacques Demy (tal vez el director más bacán de este género), el inicio no deja dudas de que lo que se viene será con tuti, la exageración será parte del juego y me gustó esa valentía.
La película se desarrolla en Hollywood, un lugar donde "todo se venera y nada se respeta" (o algo así), Sebastián es un pianista de jazz que no quiere entrar a los nuevos tiempos, Mia es una actriz que busca su oportunidad a la fama. Es la lógica del sueño americano que tanto nos ha vendido USA, pero creo que dentro de esto hay variantes muy valiosas. Hay mucho baile, mucha música, sobretodo en el período de enamoramiento y creo que recoge de bella manera toda la herencia de los mejores musicales y no sólo eso, el homenaje a un cine antiguo, que ya no existe, es constante y eso para un cinéfilo, créanme que es demasiado estimulante, por lo que lloré casi toda la película, pero de amor al cine, le compro a Chazelle su homenaje al Cine y su gusto por el jazz. Es fácil comparar con el efecto que generó "El artista" (2011) y su "rescate" del cine mudo, pero mientras El artista es forzada y no es mejor que por lo menos unas 100 películas mudas, La la land es fluída y va a quedar en la historia de los mejores musicales (quedó ya entre mis Top 5 junto a "Cantando bajo la lluvia" (1952), "Los paraguas de Cherburgo" (1964), "Las señoritas de Rochefort" (1967) y "Moulin Rouge"(2001)), pues es un homenaje que a la vez se actualiza con los tiempos, y donde sigue creyendo en la magia, bailar y cantar es el expresionismo máximo de la felicidad y la tristeza. No puedo creer que alguien adore "El gabinete del Dr Caligari" (1920) y no le gusten los musicales porque se exagera, porque la vida no es así. Absurdo, búsquense otro argumento.
Es una película sobre los sueños y el amor como impulso inicial y muchas veces motor de la creación. SPOILER!! --> La diferencia está en que nos cuenta que los sueños son personales y no siempre se pueden lograr con quienes estuvieron en un principio, ambos personajes logran sus sueños, pero por separado, aunque el amor siempre exista y el guiño final entre ellos lo confirma, así es la vida y eso es lo que duele en la película, no todo fue como lo planeamos. FIN SPOILER
Otra película de Hollywood mirándose el ombligo, si, pero también está París, otro lugar ligado a los musicales, y eso no se pasa por alto, hay un verdadero respeto por una época del Cine, con todo los reparos morales que esto tenga. Otra película más del sueño americano, si, pero ese aire melancólico permanece, evidenciando también que los sueños duelen y nunca se puede tener todo, finalmente son opciones, hay un éxito avalado por los demás y uno avalado por uno mismo. Y hay que decidir que éxito buscamos y cuanto estamos dispuesto a hacer para llegar a eso.

En resumen, muchos momentos mágicos, preciosa la música compuesta por Justin Hurwitz, el mismo de "Whiplash", las coreografías no son tan buenas, pero me parece que es una elección acertada. La química de los protagonistas funciona genial, seca Emma Stone como actriz y adorable Gosling, me cae bien el weón. Y no he podido sacarme la melodía de "City of stars". Ni me arrugo en decir que es una gran película, no por su capacidad técnica, que era obvio sería así, sino porque como romántico que soy, confirma mi amor por el cine, por la música y por el amor. 
Azucarado me quedó el comentario, pero no se es más rudo por no llorar de emoción. Soy el rudo que llora. :)


No hay comentarios: