lunes, 3 de abril de 2017

Historias de fútbol

Vi "Historias de fútbol" (1997) de Andrés Wood. La debo haber visto anteriormente hace casi 20 años, cuando ni siquiera me interesaba el cine, sin embargo me acordaba de cada historia en su argumento general. Ahora que la reveo en detalle tuve una impresión mejor a lo que esperaba. Las 3 historias relatadas son bien literales, anecdóticas, y es difícil ponerse a buscar cosas donde no las hay. Son 3 historias simples con el fútbol como pie forzado, y las 3 funcionan en su simplicidad, de hecho hay escenas y frases que son parte de la memoria audiovisual popular, cosa no menor, como "la pelota es mía" o la santiaguina frase "chilotes culiaos".
Pero luego de dos décadas la película toma una labor de registro, de documento, que le da mayor valor , porque Wood se dio el tiempo de retratar lo mejor que pudo el mundo popular y con o sin querer podemos ver desde las micros amarillas hasta un Marcelo Salas vistiendo la camiseta de la U, sale el Leo Rodríguez, y el peineta Garcés como entrenador de Cobreloa, sale Carreño con la 9, salen viendo en Megavisión a Zamorano metiendo goles en España, salen billetes antiguos de luca y hasta uno de $500 (con Pedro de Valdivia), sale el Sapo Livingstone comentando el mundial del '82. La película se inicia además (en "No le crea", la historia con Juan Herrera joven) con el entrenador dando instrucciones a orillas de la cancha en una referencia/homenaje al poema de Mauricio Redolés aparecido en "Bello Barrio". 
En su momento el film le dio aires nuevos al cine chileno, una comedia más actualizada, menos politizada, y aunque se mostró afuera, siento que fue una película hecha para los chilenos, y vista ahora se agradece, porque de todas maneras hay una intención de exhibir en una balanza lo material y lo vivencial, ganando siempre este último, y eso pueden rebatírmelo, pero esa tensión sigue existiendo en esta sociedad, o sea, es parte de la idiosincracia. 
Así que visto con distancia y ya sabiendo que Wood después se puso más dramático en sus películas, mejorando narrativamente y haciéndose de otros clásicos como "Machuca" o "Violeta se fue a los cielos" (aunque no deben desmerecerse "El desquite", "La fiebre del loco" ni "La buena vida"), es ahora un clásico del cine chileno al que se le tiene cariño.
Supongo que todos la han visto, si no la han visto véanla. Quedó #46 en la lista que hizo Cinechile.

PD: No debiera equivocarme que el partido entre Cobreloa y U. de Chile que aparece en la película es del año 1995 y terminó empatado a 0.

No hay comentarios: