domingo, 7 de mayo de 2017

La negra Ester

La negra se entristeció/ y lloraba sin consuelo/
sacó su blanco pañuelo/ lah lágrimah se secó/
mirándola estaba yo/ l'acaricié con anhelo/
y sobándole su pelo/ le dije a la negra hermosa/
"De mi jardín soh mi rosa/ fragante como el canelo".
Un día en el chaquetón/ encontré un lindo pañuelo,/
celestito como el cielo/ en la esquina un corazón./
"Recuerdo de nuestro amor"/ decía en un monograma/
me blanqueron mah lah canah/ me dió un sueño muy profundo/
abajo se vino el mundo/ con un ruido de campana.
Quien se enamora de cierto/ muy bien puede comprender
cuando olvida la mujer/ queda solo en un desierto/
 pasa al patio de loh muertoh/ mah triste que un caracol/
saca loh cachitoh al sol/ y va esparramando baba/
lleno de tierra de lava/ no se puede el cascarón
Esto me pasó por jil/ también por mala sesera/
cantao en la escupidera/ fragante como alelí/
más picante que el ají/ ya no hay güelta que darle/
 en vano grito de balde/ no me escuchan mih lamentoh/
gritando a loh cuatro vientoh/ sin un perro que me ladre
Me dá güelta la cabé/ no termino ni la frá/
oscuro será mi vía/ entre ruinah y malé/
 voy perdiendo la certé/ en este cuento sin rí/
mestán pasando la lí/ por debajo del celé/
veo puroh burroh né/ la tumba que se me arrí
- Algunas décimas de "La negra Ester" de Roberto Parra -

No hay comentarios: