miércoles, 31 de mayo de 2017

L'arroseur arrosé

"Hacia finales de 1894 o comienzos de 1895, los hermanos Auguste y Louis Lumiére, dos fabricantes de productos fotográficos de Lyon, habían creado un aparato capaz de fotografiar el movimiento sobre una película y proyectar el resultado en una pantalla (la patente fue registrada el 13 de febrero de 1895). Entre marzo y abril de ese mismo año, presentaron su cinématographe a un grupo de industriales y científicos en París, ante el que proyectaron la única película que habían podido grabar hasta la fecha: Salida de los trabajadores de la fábrica Lumiére. A principios de junio habían rodado siete u ocho películas de más de un minuto de duración y que proyectaron en una convención de fotógrafos de Lyon y, más adelante, en París y Bruselas.

Las proyecciones habían despertado un enorme interés entre los especialistas. El siguiente paso era presentar la nueva maravilla al gran público. El padre de los hermanos encontró una sala sin utilizar llamada "Salon indien" con capacidad para cien personas, a la que se accedía por una escalera de caracol, pues se encontraba en el sótano del Grand Café. El propietario les alquiló la sala por un año a cambio de 30 francos diarios. Aunque los tres o cuatro pases de la tarde de aquel histórico sábado no cubrieron los gastos, el negocio no tardó en prosperar y muy pronto se formaron largas colas d,e espectadores curiosos. El primer programa incluía 10 trabajos bajo el título de "Sujets actuels" entre las que se incluía la célebre L'arroseur arrosé (El regador regado, originariamente titulada Le jardinier) y la primera o segunda versión de Salida de los trabajadores de la fábrica Lumiére. Fue tal el éxito que en abril de 1896 los hermanos alquilaron un local más grande a pocos metros del Grand Café y lo llamaron Cinéma Lumiére."


- Extraído del texto de Jean-Pierre Coursodon que aparece en el libro "Momentos clave. 100 años de Cine" -

No hay comentarios: