domingo, 25 de junio de 2017

Libres

Anduvimos hasta el parque, nos sentamos en un banco y nos repartimos su botín: una barra de pan duro y una lechuga. Me pidió que quitara las primeras hojas a la lechuga mientras él partía el pan por la mitad. Parte del corazón de la lechuga seguía crujiente.
- Hay agua en las hojas de lechuga - dijo -. El pan te quitará el hambre.
Pusimos las mejores hojas encima del pan y comimos con gusto.
- Un desayuno carcelario - dije.
- Sí, pero nosotros somos libres.
Y aquello lo resumió todo.

- Del libro "Éramos unos niños" de Patti Smith -

Dibujo de Inma Lorente

No hay comentarios: