viernes, 19 de febrero de 2016

Revolución

Un KO de Gonzalo Millán mientras el sol me tapizaba a cansancio luego de caminar en las absurdas tierras de la producción y la pesadumbre.
"Me convencí afuera de que la felicidad de dos que se quieren está siempre limitada por la sociedad, aunque ambos pongan mucho de su parte. Este sistema hace lo imposible para que las relaciones personales fracasen.
¿Por qué?
Porque el amor es revolucionario"