miércoles, 16 de noviembre de 2016

Chores

El otro día en la noche fui a La Florida al cumple de una amiga en un pub-bar-karaoke-bailable o algo así. Aquel día había llegado a mi casa cansado después de un arduo día de trabajo, tome once, me tiré en el sillón y me quedé dormido. Cuando desperté ya era tarde, onda como a las 23, así que me levanté y me fui al cumple. Por suerte agarré el último metro y después la última micro, voy llegando al lugar ya animado, dispuesto a tomarme una piscola y saludar a mi amiga, voy entrando, paso por entremedio de 2 guardias y de repente escucho, "heyyy, oye tú" me doy vuelta, pensé que se me había caído algo, le pregunto "¿Qué?", me apunta con el dedo la piernas y me dice "los pantalones", y yo: "¿Qué pasa?". Y ahí se me acerca y me dice "no se puede entrar con pantalones cortos". Y yo no sé que cara puse´, pero dijo el tremendo "¿QUEEEEEEEEEE!!!!?". "No podís entrar con esa pinta" me dijo el otro guardia, digámosle guardia 2. En verdad pensé que todavía estaba en el sillón de mi casa soñando. "No cacho" le dije. "No podís entrar con esos pantalones". Empecé a ordenar las ideas y no supe altiro que decir, parece que le dije "Me estai webiando?" y onda en buena, si nunca me había pasado. 
Por suerte llegó otro loco con pantalón corto, igual más decente que yo, porque no negaré que con las chasca, la barba y mi ropa sin estilo ni marca me veo cuma. Y llamó a su amiga, porque también iba a un cumpleaños. Tratamos de irnos en buena con los guardias, aunque el otro compadre igual hizo la diferencia al toque, les dijo apuntándome a mí: "porsiaca yo no ando con él". Así con la buena onda. La weá es que mientras nos explicaban que era un asunto del local les dije "¿Y por qué no puedo entrar con chores?" y parece que ahí se me salió el origen C3 y se pusieron en mala onda yéndose en la personal. El guardia 1 me dice "SI venir acá es como venir a una disco". Y yo le dije "pero si yo voy a todos lados así cuando hace calor y nunca me han dicho nada, si vengo a un cumpleaños, no a hacer negocios" (aunque yo igual haría negocios así, malos negocios, pero da lo mismo), y ahí me cargó lo que me dijo, ya me había agarrado mala parece "es que quizás a que tipo de lugares vai tú", y el guardia 2 me dice "acá viene otro tipo de gente". Reconozco que me sulfuré un tanto, pero mantuve la calma, pq soy un hombre de paz y porque quería saludar a mi amiga. Pensaba, weón, esta es La florida, acá no más puede haber un local tan arribista y clasista como éste. Bueno, no entendí bien, pero el otro weón y su amiga cumpleañera al parecer eran más pudientes y tuvieron que dejarlo entrar, por ende a mí también, porque ya no había excusa. Al final dijeron "si no es nada contra ustedes" y la weá. Pero el daño ya estaba hecho. Bueno,no hay moraleja, al final igual la pasé bien en el cumple, pero el local culiao me quedó atravesao. No quería hacer una denuncia en todo caso, sólo decir que me da lata la weá y que me da lata decir "shorts" si siempre he dicho "chores", aunque me webeen. Más encima adentro me encuentro con mi hermano metalero y andaba con chores y no le dijeron ná. 
Na que ver que discriminen, igual al final me pelé 4 celulares y 2 billeteras, jaja, no, mentira, pero guardias culiaos me carga que se crean más bacanes, si somos todos asalariados. Si pongo una disco exigiré que los guardias anden en chores. Fin.