domingo, 27 de noviembre de 2016

Tierra y cabeza plana

"Alrededor de 300 d.C. la Iglesia denunció la creencia en una Tierra esférica y en la existencia de antípodas como absurda y herética. Argumentos teológicos fueron usados para dogmatizar que la Tierra era plana, que era el centro del Universo, y aun para determinar su edad (y la de éste). Por ejemplo, basándose en la autoridad de la versión de la Biblia conocida como del Rey Jaime, el arzobispo de Armagh y primado de Irlanda, James Usher, afirmó en su obra Annalis Veteris et Novi Testamenti, publicada en 1650 y 1654, que el Cielo y la Tierra habían sido creados en la tarde (a la entrada de la noche) que precedía al domingo 23 de octubre  de 4004 a. C., el martes siguiente las aguas se concentraron en un lugar determinado y apareció la tierra firme, el viernes fue creado el hombre. Según el mismo autor, el diluvio ocurrió 1656 años después: Noé abordó el Arca el 7 de diciembre de 2349 a.C. (no dice a qué horas).
Las autoridades eclesiásticas aseguraban que la Tierra y la vida fueron creadas, según la descripción del Génesis, hacía unos 6000 años, y que su estado actual lo determinaban esa creación y los efectos de algunas catástrofes de origen divino, como el Diluvio. Esta aseveración se conoce como  principio de catrastrofismo, e imperó hasta finales del siglo XVIII ( de hecho hay quien sigue creyéndolo en nuestros días)."

- Del libro "La inquieta superficie terrestre" de Alejandro Nava Pichardo -

No hay comentarios: