martes, 10 de enero de 2017

Béla Bartók

"Conocido sobretodo por sus obras para piano, el húngaro Bela Bartok (1881-1945) combinaba el folclore con melodías innovadoras. En consecuencia se le considera uno de los fundadores de la etnomusicología o estudio de la música folclórica. También hay que reconocer su contribución a derribar barreras entre la música clásica "elitista" y la folclórica "común". El ejemplo más célebre de ello son sus Danzas floclóricas rumanas, seis piezas breves para piano basadas en viejas melodías folclóricas magiares que Bartok y su colega, Zoltan Kodaly, recopilaron desde 1910 (y que fueron comercializadas en 1915). Sin embargo, mientras las piezas de Kodaly utilizaban esas melodías de un modo literal, Bartok se inspiraba en ellas para creaciones más personales. Cuando los nazis llegaron al poder en Alemania, Bartók dejó de dar conciertos allí, pero sus puntos de vista chocarían inevitablemente con el conservadurismo de su propio país. En 1942 , Bartók emigró de mala gana a Estados Unidos -donde era menos reconocido y su estilo ecléctico atraía poca atención-. Sin embargo, su suerte mejoró con el encargo del Concierto para orquesta, que alivió sus dificultades financieras y se convirtió en su obra más famosa. Cuando parecía renacer -Yehudi Menuhim le encargó su Sonata para violín solo-, su carrera se truncó en septiembre de 1945, al morir de leucemia. Bartók permanece como una figura cumbre, hecho simbolizado por su segundo entierro en 1988 en una Hungría ya no comunista con funerales de Estado.
- Del texto de Ralph Heibutzki del libro "Momentos clave. 100 años de Música" -


No hay comentarios: