sábado, 25 de febrero de 2017

Manchester by the sea


Vi "Manchester by the sea" (2016) de Kenneth Lonergan. La vi en el cine y me alegro que haya sido así. 

El argumento es simple, pero el desarrollo emocional es de gran profundidad, trata de un hombre arisco, no sabemos el porqué al inicio, que debe encargarse de la tuición de su sobrino luego de la muerte de su hermano.

Esta narrado con mucha calma, con mucho silencio, y sabrán que en una sala de cine el silencio es más silencioso aún, el frío se hace presente en todo momento y el dolor del protagonista comienza a crecer dentro de nosotros. Cassey Affleck se manda una interpretación muy creíble, contenida, humana y hacia el final queremos abrazarlo para decirle que lamentamos lo ocurrido, que queremos que esté bien.
La pausa y poca prisa de esta película, cada vez más difícil de hallar en la industria cinematográfica, le juega a favor, porque la experiencia se extiende más allá de los créditos finales, pues asoman los dolores y culpas propias, para poner todo en perspectiva. 
Me saldré un poco de la película. Siempre me ocurría en los viajes en micro o metro que había algún joven sentado y alguien empezaba a tratarlo mal por no dar el asiento de manera generalmente violenta en lo verbal, pensaba fantasiosamente en mis adentros que tal vez ese joven llevaba 2 días sin dormir, tal vez venía de un funeral o de un hospital luego de haber ido a ver un familiar, en fin, nunca supe si esas ideas eran ciertas, es muy probable que la mayoría de las veces fueran weones patúos y flojos, pero creo que hay que dar el beneficio de la duda. Muchas veces uno se cree con la capacidad de juzgar sin conocer, patudez gigante, sin duda hay actos malos, horribles, que no se justificarán jamás, pero la comprensión si ayuda a cambiar las formas de relacionarse con otros, otros que no son yo, que no ven como yo, que no nacieron ni fueron educados como yo, que viven un cansancio distinto al mío. Creo que el Cine a veces ayuda a aumentar esa empatía diaria, esta película lo logra y ojalá muchos la vieran, porque aunque es triste, a ratos terrible, también hay un grado de esperanza, pues siempre hay algo que nos puede atar a la vida, y eso generalmente son otras personas que con defectos y todo, nos ayudan y les ayudamos. Y eso es bello y lo bello puede que sea el único fin de esta existencia.
Sorry el paréntesis, pero así veo yo el Cine y el arte, no disociado del día a día, sino que parte importante de nuestro desarrollo y felicidad.
"Manchester by the sea" tiene 6 nominaciones a los Oscar. Aún está en algunos cine del barrio alto.