jueves, 23 de febrero de 2017

The help

Vi "The help" (2011) de Tate Taylor. Película norteamericana que aborda el tema de la discriminación y maltrato evidente a las sirvientas de raza negra en los años '60s, particularmente en Mississippi. Basada en la novela de Kathryn Stockett.
Emma Stone hace el papel de una periodista/escritora que quiere recopilar los relatos y experiencias de aquellas criadas.
Es una película muy bien cuidada en su factura, que de manera muy delicada nos va metiendo de a poco en el problema, hasta herirnos sabiamente.

A pesar de no ahondar en el tema del racismo en un contexto mayor, logra el desagrado en el espectador en pequeñas situaciones por medio de estereotipados personajes, siendo las protagonistas negras las que dan más humanidad al relato. Viola Davis y Octavia Spencer son secas. Me encantó también el personaje de Jessica Chastain, que juega con nuestros propios prejuicios de mina hueca y, sin embargo, es la única que se sienta a la mesa con su sirvienta. Y se ve entera de rica además.
Y solté un lagrimón en un par de escenas. Lo logró.
Me gustó más que "Hidden figures" (2016) que había comentado recién, aunque tampoco es la super película.

La recomiendo a quienes quieran entretenerse, es en apariencia una película liviana, pero me hizo pensar mucho en que si acá en Chile cambiamos a las negras por mujeres trabajadoras típicas, o sea nuestras nanas chilenas, hay situaciones así de absurdas y repudiables. Es cosa de ver "La nana" (2009) como ejemplo del debate que se armó en su momento (y personalmente prefiero la peli chilena, aunque por un asunto de empatía idiosincrática supongo).
Hay un tema también con que la historia es finalmente un blanco quien ayuda a los negros en esta acusación/salvación. Una especie de paternalismo evidente (o maternalismo, pq es una mujer, aunque no sé muy bien acá como se usa el término, ayúdenme feministas). Pero también es cierto que el cambio real en cuanto a discriminación fue cuando los blancos comenzaron a comprender, denunciar y atacar estas situaciones de injusticias, aunque son los abatidos y marginados los que comienzan con los movimientos y los masifican hasta convencer al "enemigo". Igual es un debate interesante aquel.
Por otro lado Skeeter, el personaje de Emma Stone, me hizo recordar a muchas amigas que tengo, que se vieron rodeadas e incomodadas mucho tiempo por sus pares que le decían como debían actuar como mujeres y que menos mal han podido sacarse toda esa tontera social para ser como ellas son: bellas en su disidencia, chorizas en en esencia, por eso las quiero, tal vez por eso son mis amigas.