lunes, 12 de junio de 2017

Mala Junta

Vi "Mala Junta" (2016) de Claudia Huaiquimilla. Película chilena que está dando mucho que hablar, principalmente porque dicen que es buena, y desde este humilde lugar digo que estoy totalmente de acuerdo con ello.
Trata sobre el joven Tano (Andrew Bargsted) de unos 15 años que lo pillan robando en un minimarket y a partir de eso se va a vivir el papá (Francisco Pérez-Bannen) que vive en el sur y que al parecer recién está interesado en tomar su rol de padre. En el sur conoce a Cheo (Eliseo Fernández), un cabro retraído quien es objeto de bulling en el colegio y que vive con su mamá (Francisca Gavilán) que le hace ojitos al papá de Tano.
Es la relación de estos dos jóvenes donde nace el título de la película. Viveza-inocencia, lo urbe-lo rural, todo es un choque, pero ambos comparten lo que finalmente los une: la orfandad, el tema que cruza toda la película (y tal vez al cine chileno en general).
La película es muy emotiva y profunda, nos hace empatizar y comprometernos con una juventud marginal a la que no le hemos dado nada, y toda la rabia y violencia que lanzan al mundo se nos hace totalmente comprensible. Las actuaciones están super bien logradas, a Bargsted lo había visto en "Nunca vas a estar solo" donde hace de un cabro gay, amanerado y acá es un chorizo de temer, actorazo el compadre. No puedo dejar de mencionar que Pérez-Bannen aunque ha tarbajado en pocas películas, participa en 3 que me gustan mucho: esta, "Padre Nuestro" y "De jueves a Domingo" y en todas cumple. También aparece Sebastián Ayala, el Maicol de "El reemplazante".
Una de las críticas negativas que se le han hecho a la película es lo forzado de incluir el escenario del conflicto mapuche que toma fuerza hacia el final, pero tengo otra opinión, pues esa orfandad y marginalidad que hablaba al principio aparece también acá. La lucha del pueblo mapuche es además lo que da fuerza al personaje de Cheo y la admiración que provoca en Tano. Este compromiso de Cheo con su pueblo y familia gira y tuerce el punto de vista de Tano sobre la pertenencia y la dignidad, así que bacán que esté puesto ahí el tema con los pacos dejando la cagá y las forestales desmantelando todo, por eso la caída de 1 árbol pesa y duele, porque así también van talando la esperanza de una nueva generación, uno a uno.

En resumen, véanla apenas puedan. Simple, marginal y bella en su humanidad. De lo mejor que ha dado el cine chileno en los últimos años, alguna vez haré mi lista de mejores.