martes, 20 de febrero de 2018

La cueca centrina


"La historia le tenía reservado a Los Chileneros la misión de registrar el disco de mayor trascendencia, que a pesar del tiempo se mantiene como referente incuestionable. Según Nano, los que más contribuyeron a ordenar esa producción del sello Odeón fueron el investigador Héctor Pavez Casanova y el productor Rubén Nouzeillez. Este último tuvo la visión de valorar ese arte de oscuros callejones y casas de remolienda, despreciado hasta ese momento por la industria discográfica.
Un hecho curioso hace que en la portada de ese disco aparezcan tres de los cuatro cantores que intervienen en la grabación: Nano Núñez, el Perico y el Baucha. Falta el Mesías. Uniendo retazos del confuso relato de sus protagonistas, he podido concluir que Nano Núñez se indignó con el Mesías tras sospechar que era responsable de una sesión fotográfica anterior, a la cual él no había sido invitado. Dicen que le dio un fuerte golpe en el pecho arrojándolo al suelo. El Baucha asegura que el Mesías cargaba un revólver calibre 22, el cual sacó de su bolsillo con decisión, pero en su momento optó por no usarlo y se retiró para siempre. González Marabolí, ideólogo del proyecto, que admiraba las dotes de cantor y mantenía una amistad con el Mesías, rompería para siempre con Nano Núñez. Nunca más volvería siquiera a mencionar su nombre."

- Extracto del libro "El que sae, sae. Crónica personal de la cueca" de Mario Rojas -