jueves, 21 de junio de 2018

Nadie dijo nada

"Nadie dijo nada" (1971, Raúl Ruiz)

Una de las películas menos conocidas de Raúl Ruiz, aunque mi favorita. Tan extraña y absurda que hace pensar que sólo podría ocurrir en Chile. Creo que es la única película chilena de ficción sobre poetas.

Un grupo de escritores a fines de los 60s trabajan en un cuento para enviarlo a un concurso, el cuento trata de la oferta del diablo a un poeta para ir hacia el futuro y saber si sus escritos trascendieron, a cambio de su alma. Esta historia se confunde con la historia de ellos mismos que reciben esta oferta.

Una película que continúa el ritmo de borracheras y comilonas por Santiago que se recreaban en "Tres tristes tigres", con un elenco perfecto: Nelson Villagra como el argentino que nació en Antofagasta, Carlos Solanos, Jaime Vadell, Luis Alarcón, Luis Vilches y Shenda Román. Chile como lugar poético, ineficiente y pueblerino. Es increíble la capacidad de Ruiz de gastar mucho de tiempo de cada escena en mostrar situaciones tan cotidianas y tan poco importantes para la narrativa, por ejemplo le preocupa más como se acuerda la hora a la que se van a reunir dos personajes que la reunión misma. Hay un desfase evidente entre lo que se dice y lo que se quiere decir.

Es una película muy graciosa y se mantiene vital hasta el día de hoy, porque seguimos viendo a esos personajes que andan pidiendo plata, que juegan a ser artistas, que aman el escenario aunque a nadie le importe. Personajes que sacan la vuelta y sin embargo pretenden trascender de alguna forma. Una película tan simple y tan idiosincrática que muestra la médula del chileno promedio con su feo encanto y atractivas mañas. Una película para revisar.

Chile, un infierno que no quema tanto.